Aspec insta a KFC a disculparse con sus consumidores

La Asociación Peruana de Consumidores y Usuarios (ASPEC) expresó su extrañeza por la actitud de la empresa de comida rápida Kentucky Fried Chicken (KFC) cuyo local ubicado en la Av. La Marina, en el distrito de San Miguel, fue multado con S/.1850 -la mitad de una UIT- por la comuna de ese distrito tras comprobarse que empleaba aceite usado para sus frituras. Como se sabe, a manera de descargo, la firma publicó un comunicado en el que manifiesta que “el proceso de inspección (municipal) no se llegó a realizar de manera adecuada”.

| 28 diciembre 2012 06:12 PM | Actualidad | 2.6k Lecturas
Aspec insta a KFC a disculparse con sus consumidores 2640

Al respecto, Crisólogo Cáceres, Presidente de ASPEC se mostró sorprendido por el texto del comunicado. “Todos hemos visto en la televisión el aceite negro que se utilizaba en ese local. Realmente daba asco mirarlo. Frente a esa evidencia, cómo es posible que la empresa, en lugar de reconocer pública y humildemente su error, pedir disculpas y anunciar medidas correctivas, pretenda eximirse de responsabilidad aduciendo que el comportamiento de la autoridad edil fue “inadecuado”.

Eso es una burla para los consumidores que, confiadamente, acudían a ese establecimiento”, manifestó. Explicó que los daños para la salud que produce la ingesta de este tipo de aceite son múltiples y, entre ellos, se cuentan hipertensión, incremento de los ácidos grasos en plasma, esteatosis hepática (afectación al hígado), resistencia a la insulina (hormona segregada por el páncreas que regula la cantidad de glucosa en sangre) y diabetes mellitus tipo 2.

“Por eso, a fin de prevenir daños irreparables a la salud, el aceite debe ser desechado después de utilizarse en la elaboración de comidas”, señaló el funcionario. En cuanto a la multa de media UIT impuesta por el municipio, Cáceres consideró que ha sido leve y que, en medio de todo, la empresa ha salido bien librada económicamente.

Empero, su prestigio ha sido severamente mellado en el Perú. Cáceres recordó que no es la primera vez que se pone en entredicho la calidad de los productos que comercializa KFC. “Existen antecedentes en otros países por problemas similares.

Hace poco, en Australia, un tribunal condenó a la cadena KFC a pagar una indemnización equivalente a 8,3 millones de dólares a una menor que sufrió lesiones cerebrales debido a una salmonelosis. La niña se intoxicó en 2005 luego de comer un "twister" de pollo en uno de los restaurantes que la cadena tiene en Sídney.

Otro caso se dio en China donde la Administración para la Supervisión de los Alimentos y los Medicamentos de Shanghái comprobó que KFC compraba, para sus menús, carne de pollo con excesivos niveles de antibióticos, para aumentar su crecimiento, tamaño y tiempo de vida y hacerlos más rentables.

Por ello lo sucedido en nuestro país debe servir para sentar un precedente que prevenga este tipo de hechos en el futuro”, sentenció. Según el titular de ASPEC, “no sólo la empresa KFC sino las autoridades deben ser conscientes de las implicancias de lo sucedido por cuanto, además de fallarle a sus clientes, en este caso se han violado normas y principios elementales de la seguridad alimentaria y la inocuidad de los alimentos.

También se ha trasgredido el Código del Consumidor según el cual los derechos a la salud y seguridad son fundamentales para los consumidores”. Cáceres anunció que, en este caso, su organización está evaluando la adopción de acciones legales.


¿Quieres debatir este artículo? prueba abriendo un tema en nuestros foros.

En este artículo: |


...
Diario La Primera

Diario La Primera

La Primera Digital

Colaborador 1937 LPD

Deje un comentario

Espere...