Alistan despidos para “copar” la Contraloría

Cambios en legislación de Sistema de Control generarán despidos masivos de auditores experimentados y colocarán a personal con poco conocimiento, hechos que dejan sombras en la gestión de Fuad Khoury.

Por Diario La Primera | 01 jul 2011 |    

Más datos

(1) Buscan sacar empleados con experiencia y trayectoria para sustituirlos por gente sin conocimientos.

(2) Durante la gestión de Khoury se han dado varias irregularidades.

Un año después de que el contralor Fuad Khoury asumiera sus funciones en mayo del 2009, el gobierno del presidente Alan García promulgó una norma referida a la Contraloría General de la República, en cuanto a las plazas de trabajo y presupuestos de los órganos de control que son dependientes de este organismo del Estado.

El pasado 12 de julio del 2010, el Poder Ejecutivo promulgó la Ley 29555, que nació gracias a un proyecto presentado por el propio contralor al Congreso, para que los Órganos de Control Institucional (OCI), que antes gozaban de cierta autonomía y pertenecían a la entidad que los contrataba, pasen a ser supervisados por la Contraloría. En efecto, eso ha quedado plasmado en dicha norma.

Además, la norma dice que las OCI estarán a disposición de la Contraloría, y ubicará en los puestos vacantes solo a quienes hayan ingresado por concurso público de méritos, como lo indica la Ley del Empleo Público, la cual se dio en enero del 2005. Con esto, todos los empleados que estén trabajando en la Contraloría sin haber pasado por este filtro, no continuarán laborando en los órganos de control, lo cual lesiona seriamente los derechos laborales adquiridos por quienes eran parte de estas entidades.

Despidos y menos fiscalización
El hecho es que esta disposición ocasionará un despido masivo de aproximadamente cuatro mil trabajadores que integran los Órganos de Control, muchos de ellos con más de 10 o 20 años de experiencia, con estabilidad laboral y otros derechos adquiridos. Estos serían reemplazados por personal menos experimentado y poco conocedor de las movidas dentro de las instituciones del Estado, y quizás más a disposición del mandato del contralor.

De hecho, desde la segunda quincena de junio la Contraloría ya ha enviado varias cartas a diversos funcionarios de las OCI, en las que precisan que ejercerán sus funciones solo hasta que el ente rector realice la designación del cargo que desempeña, lo que prácticamente es una invitación a dejar el puesto, o mejor dicho, el cese de sus labores.

También podría asegurarse que no sería complicado para quienes dejen sus lugares en los Órganos de Control conseguir otro trabajo, puesto que cuentan con experiencia e incluso trayectoria. Sin embargo, quienes deseen volver a trabajar en este campo no podrán postular directamente a las entidades, porque ya no controlan las OCI, sino a la misma Contraloría, pues controla las auditorías a nivel nacional, lo que prácticamente es un monopolio.

Por encima de la ley
Cabe señalar que la Contraloría General de la República ha incrementado su personal en los últimos tres años. En el año 2008 tenía una capacidad operativa de aproximadamente 700 empleados, y un presupuesto de 50 millones de soles. Actualmente dispone de 299 millones de soles, y cuenta con un personal de 2.300 personas. Este incremento es contradictorio, puesto que las empresas e instituciones que son auditadas han disminuido de 3.500 a 3.000.

También hubo modificaciones en el Reglamento de Órganos de Control Institucional. Para ser jefe de esta entidad, eran necesarios ocho años de experiencia trabajando como auditor. Durante el período del excontralor Genaro Matute, el mínimo fue reducido a cinco años; pero el nuevo Reglamento considera que por razones que sean consideradas excepcionalmente justificadas, la Contraloría podrá prescindir de este requisito.

Otro dato es que pese a que la Ley 28212 y el Decreto de Urgencia 038-2006, que establecían que los funcionarios públicos no pueden percibir más de 15 mil 600 soles, Khoury se acogió a la Ley 29465 de Presupuesto para el Sector Público, dictada para el año fiscal 2010, con la que puede percibir un sueldo de 33 mil soles, gracias a la Resolución 200-2009-CG emitida por la misma Contraloría.

Incluso existe un informe de la Autoridad Nacional del Servicio Civil (Servir), que recuerda lo indicado por las normas anteriormente mencionadas. Sin embargo, el contralor ha hecho caso omiso de lo indicado legalmente. Todos estos cambios han sido posibles desde que Fuad Khoury asumió la jefatura de la Contraloría, quien por mandato constitucional estará en este puesto hasta mayo de 2016.


Víctor Liza Jaramillo
Redacción

Diario La Primera

Diario La Primera

La Primera Digital
Diario La Primera comparte 119376 artículos. Únete a nosotros y comparte el tuyo.