Alerta, Halloween y el exceso de calorías

Niños y adolescentes, pero también cada vez más jóvenes y adultos, disfrutan en las casas, calles, discotecas y salas de fiesta, de los juegos, disfraces, bailes, espectáculos, filmes y actividades que se desarrollan en torno a la víspera de Halloween.

| 31 octubre 2016 11:10 AM | Actualidad | 5.6k Lecturas
Alerta, Halloween y el exceso de calorías
Disfruta Halloween sin que te amenacen las calorías
5605

Otro de los grandes motivos de disfrute en esta particular jornada en la que la muerte, el miedo y el más allá se dan la mano con la diversión, las risas y los festejos, son las comidas, bebidas y golosinas muy calóricas, que se consumen a menudo en abundancia y sin control, llevados por el arrebato festivo.

7000 calorías de media

Si no prestamos atención a lo que ingerimos, la noche de brujas puede aportar a nuestro organismo una cantidad monstruosas de calorías, provenientes de comidas muy energéticas y poco nutritivas que, por arte de magia, nos harán aumentar de peso y nos provocarán malestar digestivo, de acuerdo al Instituto Médico Europeo de la Obesidad (IMEO).

“Durante Halloween, los niños, jóvenes e incluso los adultos pueden consumir una gran cantidad de alimentos con abundantes grasas, azúcares, harinas refinadas, así como alcohol”, confirma a Rubén Bravo, experto universitario en nutrición y gastronomía del IMEO.

La Primera

Según este experto, ese consumo excesivo de comidas y bebidas calóricas y poco nutritivas puede acabar en problemas digestivos, como nauseas, vómitos, inflamación abdominal, gases, estreñimiento o diarrea, acidez y pesadez estomacal.

“Estos síntomas serán más acentuados en los menores de edad y en aquellos que mezclen las comidas con alcohol y mantengan el consumo durante varios días en vez de limitarlo a uno solo, ya que en Halloween se suelen recolectar numerosos dulces que habitualmente se ingieren en los días posteriores, en cantidades muy por encima de las recomendadas”, añade.

La Primera

“Los menores suelen consumir una media de 7000 calorías diarias el día de Halloween, basadas principalmente en alimentos poco nutritivos pero muy calóricos, que fomentarán un aumento de peso entre 1 y 2 kilogramos, sobre todo en forma de grasa corporal que el cuerpo almacenará”, explica Bravo.

“Si posteriormente se vuelve a los hábitos saludables, tanto en la actividad física como alimentaria, sobre todo las personas que habitualmente están en un peso normal, no será un inconveniente demasiado grave, pues poco a poco en 1 o 2 semanas el cuerpo volverá a regularizarse”, tranquiliza este nutricionista.

La Primera

“En cambio el exceso de calorías podría agravar la situación, en algunos casos con riesgos para la salud, de aquellas personas con una o varias de estas características: tendencia a la obesidad, sedentarismo, que no sigan una dieta equilibradas, con sobrepeso u obesidad, con diabetes tipo II, hipercolesterolemia y/o hipertensión, o con riesgo cardiovascular medio o alto”, advierte.

Dulces y alcohol: mezcla explosiva

Según Bravo, el principal problema no radica tanto en la comida en sí, sino más bien en el enorme consumo de dulces, y en el caso de los adolescentes, su combinación con el alcohol.

“Por ejemplo, el estadounidense medio come en Halloween aproximadamente 1.27 kilos de dulces superazucarados, y alrededor de 7000 kilocalorías diarias, lo que correspondería a unos 65 plátanos”, enfatiza.

“Ni mucho menos podemos eliminar una tradición tan divertida, extendida y con tanto encanto como Halloween, pero sí podemos adaptar los alimentos que ofreceremos, sin que pierdan su aspecto fantasmal y atractivo, y para que puedan competir con los dulces súper azucarados en apariencia y sabor”, indica.

Bravo proporciona unos sencillos consejos, dirigidos a los padres, para que los apliquen en su casa y se los trasmitan a sus hijos pequeños y adolescentes que acuden a las casas de otras familias.

Algunos consejos

“Recuerde que Halloween es una noche, y debemos concentrar los excesos solo en esas horas, evitando consumir en los días posteriores los sobrantes de dulces, alcohol y comida”, señala.

“Procure sustituir las bebidas azucaradas y/o con cafeína, por divertidos batidos naturales de frutos rojos con zumo de naranja en forma de “bebida de Drácula””, señala Bravo quien sugiere decorar los vasos con pajitas tenebrosas y opciones similares.

Para el día siguiente Bravo recomienda realizar una dieta muy saludable y ligera, a base de alimentos frescos y poco grasientos como la verdura, pescado, lácteos con 0 por ciento de grasa y una cantidad moderada de pan integral.

“Las formas de cocinar en los días que siguen a Halloween, deben ser lo más sencillas posible evitando guisos y condimentos excesivos, y optando por las ensaladas, los caldos de verduras, el pescado o pollo a la plancha y alguna pieza de fruta”, recomienda.

¿Quieres debatir este artículo? prueba abriendo un tema en nuestros foros.



La Primera Digital

La Primera Digital

La Primera Digital

Colaborador 9324 La Primera Digital