Al rescate de la tradición

Rescatar la tradición de la condena del olvido es la misión que se han propuesto miles de pobladores de la provincia de Andahuaylas, Apurímac, principalmente de los distritos de Talavera, San Gerónimo, Salinas, Chumbibamba y Chihuanpata, quienes por estos días están reuniendo todas sus fuerzas para perpetuar la fiesta del Niñuchanchik, que en español significa “Nuestro Niñito”.

| 16 diciembre 2012 12:12 AM | Actualidad | 3.1k Lecturas
Al rescate de la tradición
Pobladores de Andahuaylas escenificaron ayer en Palacio de Gobierno la tradicional fiesta navideña del Niñuchanchik.

Más datos

UN MES DE FIESTA

El padre Marcilla contó que la celebración del Niñuchanchik empieza el mismo 25 de diciembre, y acaba el 25 de enero, teniendo varias fechas de fiesta y danza en dicho lapso, en los distintos distritos de Andahuaylas.
3158

Adolfo Marcilla Patiño es el padre de la iglesia de Talavera y alertó que en los últimos años esta celebración tradicional de la Navidad se ha ido alejando de las costumbres originarias, porque los jóvenes no se identifican con las tradiciones ancestrales y buscan música ajena a su tierra.

Uno de los primeros pasos en la lucha contra el olvido ha sido lograr que el Ministerio de Comercio Exterior y Turismo declare a la celebración del Niñuchanchik como recurso turístico de Andahuaylas, además que la comunidad ha presentado un proyecto para que el Ministerio de Cultura reconozca este festejo como Patrimonio Cultural Inmaterial de la Nación.

Entre los avances que han realizado para perpetuar esta tradición y rescatar lo originario de la distorsión también lograron la celebración que ayer realizaron en la Plaza de Armas de Lima y en Palacio de Gobierno, como parte del programa Palacio Para Todos, donde hicieron la representación de todas las danzas típicas que forman parte del festejo por la Navidad del Niñuchanchik.

Para Américo Alvarado Medina, presidente de la comisión de rescate de la festividad, es importante que la juventud de Andahuaylas, y de todo el país en general, se identifique con las tradiciones de su lugar de origen, que aprenda a valorar lo suyo y lo acepte, para así perpetuar la gran riqueza cultural que tiene nuestro país, preservando la tradición.

También refirió que desde hace unos años la maquinaria del marketing se ha ido apoderando de la celebración del Niñuchanchik, pues llegan auspiciadores para vender bebidas alcohólicas, desnaturalizando la celebración religiosa.

Sin embargo, Marcilla y Alvarado rescataron la labor que están realizando los alcaldes distritales de Andahuaylas, pues han dado un valioso apoyo al rescate de esta tradición.


Omar Olivares
Redacción


¿Quieres debatir este artículo? prueba abriendo un tema en nuestros foros.

En este artículo: |


...
Diario La Primera

Diario La Primera

La Primera Digital

Colaborador 1937 LPD

Deje un comentario