“Acabaré con toda la corrupción en Ayacucho”

Uno de los candidatos más polémicos es Wilfredo Oscorima, quien salió de la pobreza y ahora sufre críticas por entregar dinero en su campaña proselitista. A pesar de esto, es el favorito para ser el próximo presidente regional de Ayacucho.

Por Diario La Primera | 02 set 2010 |    
Candidato Oscorima a la región Ayacucho es favorito y asegura batalla frontal contra los corruptos.

Más datos

DETALLE

ES criticado por regalar dinero en su campaña. Hace 2 meses le iniciaron una investigación por lavado de activos. El candidato aseguró que va a demostrar que es inocente. Señala que por su ayuda social piensan que tiene dinero ilícito.

Wilfredo Oscorima es el candidato favorito para ser el próximo presidente regional de Ayacucho y ha llamado la atención del público tanto por su origen humilde como por su sorprendente ascenso a la prosperidad. De origen muy modesto, Oscorima señala que su primera misión, de llegar a la presidencia regional, será erradicar la corrupción -que según señala– es la principal lacra de Ayacucho.

“Acabaré con la corrupción. Ayacucho no tiene liderazgo para detenerla. Hay tráfico de influencias: los partidos que llegan al poder copan todos los cargos con militantes, allegados y familiares. No se puede hacer cambios si tienes funcionarios corruptos. Ese es el primer obstáculo para el desarrollo del pueblo”, enfatiza el candidato por Alianza para el Progreso.

Oscorima siempre recalca que viene de la extrema pobreza. Señala que tuvo una niñez y una adolescencia “muy triste” y afirma que sintió la discriminación cuando llegó a Lima con apenas 16 años. Sin embargo –hay que acotar- que apenas acabó la escuela secundaria se dedicó por completo a trabajar y hacerse empresario.

“Soy de la provincia de Cangallo de una familia muy humilde de 12 hermanos. No conté con mis padres y abandoné mi tierra a los 16 años huyendo de la pobreza. He tenido una vida muy triste. Es doloroso venir a Lima donde sufrí la discriminación. No tenía familiares. Vine solito y viví con unos parientes muy lejanos”, indica.

Oscorima Núñez cuenta que empezó trabajando como guardián de un estacionamiento de noche y en el día se transformaba en limpiador de carros. Luego, vendió periódicos y caramelos. Es una especie de Alejandro Toledo pero sin los grados académicos, señala. Casi milagrosamente, Oscorima salió de la pobreza de manera sorprendente.

“Compré micros, colectivos, 5 carros, luego los vendÑ Llegué a un bingo en Arenales donde entré como un trabajador en mantenimiento. Fui escalando y en menos de 6 años fui gerente general”, narró.

Tiempo después fue dueño de 7 tragamonedas. Ahora dice que es empresario dedicado a las bienes raíces y agroindustria.

“Hace 15 años he llevado ayuda a mi pueblo”, manifiesta Oscorima. La propuesta es simple: acabar con la corrupción y la desnutrición, dos problemas que caracterizan a Ayacucho.

“Voy a combatir estos 2 flagelos. Vamos a imponer la meritocracia: vamos a contratar profesionales calificados que puedan asumir responsabilidades para el gran cambio en Ayacucho”, recalcó.


Diario La Primera

Diario La Primera

La Primera Digital
Diario La Primera comparte 119376 artículos. Únete a nosotros y comparte el tuyo.