28 de Julio de 2014

El Perú celebra Fiestas Patrias, después de la Independencia de España, aunque comenzó a existir sólo durante la guerra con Chile. Las mayorías nacionales siguen siendo explotadas y los gobernantes siguen empeñados en entregar las riquezas naturales al capital extranjero, descuidando la agricultura. Ollanta Humala ha cambiado la ley de medio ambiente, para facilitar la entrada de grandes mineras, sin hacer caso a la protesta social de Celendín, Bambamarca, Cajamarca, traicionando así al Perú y a los peruanos.

| 28 julio 2014 03:07 PM | Actualidad | 3.7k Lecturas
28 de Julio de 2014
El símbolo patrio
¿Somos libres?
3774

¿Somos libres?

Un 28 de julio más, los peruanos cantan “Somos libres….” festejando un aniversario más de la declaración de la Independencia en 1821. Seguirían aún 3 años de cruentas batallas en las cordilleras andinas, antes que las tropas de San Martín y Bolívar expulsaran de América en 1824 a los ejércitos del rey español Fernando VII. Esta campaña militar fue conducida por los criollos de la periferia sudamericana –San Martín desde Argentina y Bolívar desde Venezuela- influenciados por las ideas liberales de la Revolución Francesa y, sobre todo, ansiosos de comerciar directamente con Inglaterra y Estados Unidos, liberándose del monarca español.

¿Y los peruanos?...Por entonces el concepto de un país denominado Perú no existía y los indígenas y mestizos lucharon en ambos bandos, bajo las órdenes de jefes realistas o caudillos criollos con quienes no les unía ningún sentimiento nacional. Es probablemente la guerra con Chile entre 1879 y 1883 la hora inicial de lo que ahora llamamos Perú. Aciaga guerra en la que los caudillos militares se disputaban el Poder, mientras el presidente del país se fugaba a Francia con el dinero recolectado para comprar armamento y que le costaría al país una traumática amputación territorial. Los mayores héroes del Perú –Grau, Bolognesi, Ugarte, Leoncio Prado, entre otros- murieron todos en esta guerra de la que el país sigue sin recuperarse.

La sucesión de gobiernos militares y una educación pública revanchista no han conseguido, sin embargo, reemplazar al victorioso Tawantinsuyu –sobre todo en la guerra contra el hambre- con un Perú dividido por la explotación económica de las mayorías, la discriminación social y un sistema político controlado por gobernantes corruptos y en el cual siempre pierden los mismos, desde hace cinco siglos.

La “guerra sucia” entre el ejército y Sendero Luminoso se saldó con decenas de miles de asesinados, sin que hasta hoy se haya castigado a los culpables. Los militares que asesinaron a peruanos siguen libres y muchos de nosotros tiene alguno entre sus amigos o familiares. Los responsables políticos –quizá con la excepción de Fujimori, Guzmán y Polay- siguen sus vidas tranquilamente –allí tenemos a Alan García- sin que la sociedad los expulse de su seno.

El actual gobierno sigue la huella entreguista de Belaúnde, Alan García, Fujimori, Toledo, regalando las riquezas de nuestro suelo a las transnacionales europeas. Fiel lacayo de los EE.UU. (“¡Somos libres…!”), Ollanta Humala se arrodilla ante un Israel dispuesto a masacrar a los palestinos.

En vísperas de ser sede de la próxima conferencia de las Naciones Unidas sobre Cambio Climático, este gobierno aprueba medidas destinadas a favorecer la inversión extranjera en el sector de la extracción de hidrocarburos. Si antes el conquistador español abría la tierra para llevarse oro y plata, hoy el inversor extranjero la abre para llevarse petróleo y gas; y ninguno de los dos pensó ni piensa en la vital importancia del sector agrícola. Las protestas populares de Celendín, Bambamarca, Cajamarca, son criminalizadas; las protestas de pueblos indígenas como los asháninkas son simplemente ignoradas. En vez de proteger la tierra, esa Pachamama que puede alimentar fácilmente a toda la población peruana, los traidores enquistados en Palacio de Gobierno y en el Congreso, la están rematando en EE.UU, Europa y Asia.

Los peruanos debemos reflexionar en días como hoy, preguntándonos si realmente somos libres y respondiéndonos sinceramente. Liberemos nuestra mente de toda mentira, para mejorar nuestra realidad. ¡Es una deuda que tenemos con nuestros hijos y con nuestra tierra!

http://josejuanpachecoramos.jimdo.com/

Loading...


En este artículo: | | | |


Fuente: > Artículo del autor
José Juan Pacheco Ramos

José Juan Pacheco Ramos

Escritor

Nací en el Perú, vivo en el extranjero, volveré.