Sexo y romanticismo

Siempre existe un buen pretexto para renovar, reconstruir, retomar aquellos detalles que quedaron de lado y que significaron en su momento lo atractivo de la relación, así como también para dar una mirada al interior de la pareja, en pos de mejorar la relación.

 

Por La Primera Digital | 16 noviembre 2011 | Whatsapp
Sexo y  romanticismo
El amor no se mantiene vivo por sí solo, sino que perdura a base del romance; el mismo que se construye y mantiene con los detalles del día a día.

El amor forma parte de nuestro día a día y de la mano lo acompaña el romanticismo, que pese a que tiene muchos detractores, sigue siendo la base más importante en la construcción de una relación de pareja. El romanticismo está relacionado con la atracción, la pasión; con la ternura, con la posibilidad de conquistar y ser conquistado. El amor hay que demostrarlo a diario y no olvidar que éste se basa en el romance, pero se construye y se mantiene con los detalles, los mismos que deben venir, de ambas partes. Recuerden siempre que una relación es de dos.

Preparemos una sorpresa, digámosle una frase bonita, un cumplido, organicemos un paseo íntimo, escribamos una carta expresándole lo que sentimos por él o ella… No basta con estar convencidos que queremos a nuestra pareja sino hay que demostrarlo con detalles, hagámosle saber con palabras, gestos o acciones, nuestro interés hacia él o ella, en pos de mantener viva la llama del amor. Nadie nace romántico, a unos quizá les resulte más fácil serlo, pero esto se aprende por imitación, en el marco de un trato cordial y de ternura.

Además hay que comprender que el romanticismo no tiene exclusividad de género ambos tienen el derecho de expresar mediante detalles o gestos lo que sienten por sus parejas. Además hay que desterrar la idea que sexo y romanticismo tienen que estar separados, pues son complementos. El miedo que todos experimentan al intentar ser románticos es el caer en lo cursi pues la ternura, que está relacionada con el romanticismo, se cree sólo exclusiva de las mujeres y los varones o “machos” muchas veces la evitan, por temor a ser considerados débiles cayendo en un error.

Es cierto que las generaciones actuales han adoptado nuevas formas de transmitir este romanticismo donde el uso de las nuevas tecnologías de información y comunicación como el internet, los celulares, son la forma de estar virtualmente “juntos” y la comunicación es constante, el envío de mensajes, paisajes, poemas y música permite que el ramo de flores sea virtual y la serenata de antaño llegue a tu celular o tu e-mail.

Es decir las demostraciones del amor romántico siguen siendo las mismas hoy en día, lo que ha variado son los canales por los cuales se les envía, considerándose por excelencia la vía virtual por muchos. Por otro lado, una reveladora encuesta nos deja en claro que más del 50 % de los habitantes de Lima se declara totalmente enamorado mientras que un 64% está de acuerdo con la idea que el sexo es indispensable para lograr un matrimonio feliz. Esta misma encuesta revela que el 25 % de los encuestados considera que la principal razón por la que las parejas, ya sean de esposos o convivientes, se separan es porque se acaba el amor. Aquí radica la importancia de construir a diario y mantener vivo el amor, no dejar que se vaya, sino que crezca día a día.

No porque una relación lleva ya varios años, debe dejar de estar rodeada de detalles románticos, sino todo lo contrario. Los detalles, por más mínimos que sean, se apuntan como los grandes salvadores del amor. Asimismo, hay que tener presente que el amor no tiene edad, y por lo tanto las muestras de amor en las personas mayores no tienen por qué asombrarnos. El enamoramiento también ocurre o se mantiene en la edad madura, no con la efervescencia de la juventud, pero sí con la intensidad de la madurez. Este se da más bien con la sabiduría de quien sabe que lo más sano en la vida es vivir aquello que nos hace bien. Y el enamoramiento jamás hará daño a nadie, siempre y cuando sea correspondido y no se ponga en riesgo la vida. Creer que la ilusión es sólo derecho de los jóvenes, y que las emociones que produce la ilusión del amor está vedada para ellos, puede ser la causa de que algunas personas mayores se aíslen, se sientan solos; y por si no fuera poco la sociedad los jubila casi de todo: del goce, del cariño, de los juegos y de los afectos. Los sentimientos positivos siempre serán buenos para la salud.


Carola La Rosa
Sexóloga de APROPO
www.nosedesexo.com

Deje un comentario

Espere...
img

Fobia al sexo

El placer que otorga el sexo está vinculado a experiencias personales que uno va formando a lo largo de la vida. Por eso, algunas personas sienten...