Inicio » PolĂ­tica » Un faenón más grande que el Estadio Nacional

Un faenón más grande que el Estadio Nacional

Un faenón más grande que el Estadio Nacional

Hace año y medio, el Instituto Peruano del Deporte (IPD) anunció la remodelación y ampliación del Estadio Nacional, el sembrado de gras natural, la instalación de una pista atlética sintética y el techado las tribunas, a un costo de 20 millones de soles pero hasta hoy se gastaron 115 millones de soles, sin que nadie explique por qué, según una denuncia presentada en el Congreso.

Obras de remodelación del “coloso de José Díaz” que iban a costar 20 millones de soles se elevaron a 115 millones y fueron excluidas del requisito de licitación.

1. El presidente Alan GarcĂ­a es visitante asiduo del Estadio Nacional junto a su hombres de confianza como el ministro Chang.

2. El gobierno dice que el Estadio Nacional se convertirá en un fortín moderno, pero no tiene las cuentas claras.

3. Maqueta de cómo quedará el principal escenario deportivo del país que entra en sombras por denuncia de irregularidades.

LO RESPALDA

En su momento, la congresista nacionalista Cenaida Uribe destacó la importancia de la obra, que “permitirá a los peruanos contar con un estadio de calidad” e informó que los 76 laureles deportivos, que fueron destruidos al iniciarse los trabajos, serán colocados sobre la fachada de aluminio que tendrá el coloso al concluir la obra.

El proyecto fue presentado con gran pompa por el presidente del IPD, Arturo Woodman, ante la Asamblea de la Organización Deportiva Panamericana (Odepa). La obra, según el funcionario, estaría lista en un lapso no mayor a un año. Ya pasó largamente un año y medio y el gasto asciende a más de 115 millones de soles, sin que existan signos de una pronta inauguración.

La mano de García
“Este es un robo más grande que el estadio y están comprometidos el propio presidente Alan García y el ministro José Antonio Chang, pues la obra fue excluida del requisito de licitación, al declararla como ‘institución emblemáticaÂ’, como si fuera uno los grandes colegios nacionales”, afirmó el congresista nacionalista Pedro Santos, en diálogo con LA PRIMERA.

Al excluir al estadio de los controles para la licitación y del concurso público, las autoridades estatales saltaron por encima de los requisitos establecidos en la ley, como el comité especial de licitación, el precio base, las ofertas de los participantes y el presupuesto final. La obra fue adjudicada en forma directa.

“Todo eso se hizo a través de un decreto de urgencia para agilizar el proceso y evitar todo tipo de fiscalización y ahora vemos que el presupuesto saltó de 20 a 115 millones de soles, esto es una barbaridad”, explicó el parlamentario nacionalista.

Pese a que las obras se iniciaron a mediados de 2009, Woodman pretendió justificar la demora aduciendo que los plazos para la entrega deben contarse a partir de la firma de los contratos. “No es un retraso, los plazos se dan cuando recién se hacen los contratos”, dijo, tras explicar que las obras las hace el IPD con plata del gobierno.

En su momento, Woodman dijo que la remodelación iba a servir para promocionar la candidatura de Lima a organizar los Juegos Panamericanos del 2015, pero la sede la ganó finalmente la ciudad canadiense de Toronto.

Luego, los precios subieron en ascensor. “Una de las preguntas que deben responder Alan García y el jefe del IPD es cómo pudo subir el presupuesto de las obras de 20 a 115 millones de soles”, afirmó Pedro Santos, quien viene haciendo el seguimiento del tema.

Santos sospecha que eso tiene que ver con la contratación de las constructoras amigas del gobierno, algunas de las cuales están involucradas también en la remodelación de los “colegios emblemáticos”. Una de ellas es Graña y Montero, la misma que recibió los terrenos de Collique para un proyecto habitacional.

Pero como el asunto fue aprobado a través de un decreto de urgencia y excluido de todo tipo de fiscalización, no se denuncia a los responsables de este gran negociado que afecta a las arcas nacionales.

Ahora el gobierno dice que las obras de remodelación están avanzadas en un 70%. “Esperamos que dentro de tres meses la cancha esté recibiendo corte y teóricamente apropiada para poder jugar ya”, comentó Woodman. El césped es el “Bermuda Americana Mejorado”, traído desde Estados Unidos.

A pesar de los contratiempos, Woodman se mostró confiado en que el estadio esté terminado en abril, como anunció el presidente Alan García, otro de los promotores de la obra. “En la zona sur tenemos un atraso, de todas maneras el contratista ha ofrecido que va a estar terminado llegando al piso 8, que es el piso más alto, en el mes de febrero”, explicó.

En tanto, Woodman comentó que 370 palcos serán alquilados o concesionados hasta por 30 años, ya que no se pueden vender, porque la ley lo prohíbe. Lo cierto es que el negocio de la remodelación tiene muchas preguntas pendientes de explicar.


Efraín Rúa
Redacción

Califica esta noticia




...

Sobre el autor de esta noticia

Diario La Primera
Diario La Primera PerĂş

LA PRIMERA, el diario que inspira respeto

136669 Articulos
Facebook Twitter

Comentarios

© 2014 Powered By Ambar L.T.D

Arriba