Inicio » Especial » Ingresos del 86 % de hogares no cubren la canasta básica familiar

Ingresos del 86 % de hogares no cubren la canasta básica familiar

Ingresos del 86 % de hogares no cubren la canasta básica familiar

En la sierra la pobreza alcanza cifras alarmantes, pero el gobierno se ufana de haberla reducido.

Mientras la atención de la ciudadanía esta centrada en la campaña electoral, el gobierno aprista saca a relucir sus supuestos logros en disminución de pobreza monetaria, de 44.5 por ciento (año 2006) a 31.3 por ciento (2010). Sin embargo, al medir la pobreza en la que se incluye, además del factor monetario, el déficit calórico y las necesidades básicas insatisfechas de la población se aprecia que esta afecta al 51.2 por ciento de todos los peruanos y en la zona rural la situación es más complicada. El 86% de hogares peruanos recibe mil soles o menos, es decir no alcanza para cubrir la canasta básica familiar valorizada en S/1,292.

Notas Relacionadas

¿hay reducción de la pobreza?

REACCIONES

Kurt Burneo, economista
“Políticas sociales productivas”. Medir la pobreza por los gastos que realiza una persona tienen sus implicancias, ya que presenta algunos elementos de discrecionalidad, por ejemplo en las zonas rurales no hay un mercado de viviendas de alquiler, se asume un hipotético valor de alquiler, que no es el real. Para lograr la reducción de la pobreza, es necesario aplicar políticas sociales productivas. Precisó que Gana Perú propone programas asistenciales (como Juntos, pensión 65, Atención médica de urgencia, entre otros) pero ha dado un paso adelante y propone políticas promotoras de la producción., con un reentrenamiento de la mano de obra, haciéndola más empleable y de acuerdo a la demanda, de esta manera se da mayores oportunidades de empleo y se reduce la pobreza.

Jorge Gonzáles Izquierdo, economista
“Complementar medición de la pobreza”. Si bien las formas de medir la pobreza son varias y generan distintos puntos de vista. La Organización de las Naciones Unidas ha estado elaborando una nueva forma de medir la pobreza en la que no solo se consideren aspectos monetarios sino sociales (déficit calórico entre otros). Le recomendaría al INEI que estudie la posibilidad de complementar la medición actual con el de la ONU. Pobre en el Perú es aquella persona que gasta menos de S/. 8 y una persona que gasta menos de S/. 5 es pobre extremo. Hay que tener en cuenta que el crecimiento económico tiene más efecto sobre la pobreza que sobre la pobreza extrema. Las políticas del gasto social de los gobierno tiene mayor impacto sobre los pobres extremos. Pero si esperamos que el crecimiento económico por sí solo acabe con la pobreza tomaría años, por eso los gobierno deben acelerar con el proceso, allí radica la importancia del gasto social que involucre otro sectores (salud, educación).

Hernán Briceño, economista
“Hay que atacar la pobreza”. Algunas recomendaciones para atacar la extrema pobreza; el Estado debe preocuparse por: Eliminar la transmisión intergeneracional de la pobreza; los que los ingresos que tenemos sean fruto de nuestro esfuerzo, y que no estén condicionado a nuestros antecesores o padres, no debemos ganar de acuerdo a lo que ganaron nuestros abuelos.

Combatir la desigualdad social. Eliminar la desigualdad social que no contralamos, pero la que controlas es tu responsabilidad, no puede ser que la desigualdad social en el Perú de acuerdo con estudios de algunos colegas economistas se deba en un 50% a temas ajenos a tus propias circunstancias, es muy injusto! Debemos igualar la cancha para igualar el acceso de oportunidades, el Estado debe combatir la desigualdad que no controlamos, el mercado no sirve para lograr la redistribución del ingreso, para esto se requiere un Estado activo.

Mejorar la calidad de los servicios públicos. Esto le compete al Estado, mejor la calidad de los programas de capacitación, educación, salud, alimentación, justicia, mejorar la calidad de la prestación de los servicios públicos en generar. Mejorar precisamente la prestación de estos servicios públicos implica mejorar las igualdades de oportunidades para las familias más pobres, esto es “justicia social”.

Según el Instituto Nacional de Estadística e Informática (INEI), se considera que, en promedio para todo el Perú, una persona es pobre extrema si no tiene ingresos para acceder a una canasta básica de alimentos que le permita consumir 2.100 a 2.300 kilocalorías por día (esa canasta esta valorizada en S/. 149 mensuales). Y son considerados pobres si es que puede cubrir la canasta básica, pero no una canasta básica no alimentaria -que comprende otros bienes y servicios relacionados como vivienda, vestido, educación, entre otros- (esta última canasta valorizada en S/. 264 mensuales)

Entonces, según el INEI, por arriba de los S/. 265 la persona deja de ser pobre y por encima de S/. 150 deja de ser pobre extremo.

Ahora el costo de la canasta básica de alimentos alimentaria y no alimentaria varía según el ámbito geográfico. En la zona urbana se considera pobre extremo a las personas que no logran acceder a una canasta valorizada en S/. 155, en el área rural el costo de la canasta baja a S/. 137, Lima Metropolitana (S/. 160), siendo la selva rural donde se encuentra el costo de la canasta más baja del país con S/. 127.

Similar situación sucede para establecer la persona pobre de la no pobre. Así, según el INEI, una canasta básica no alimentaria en la zona urbana supera el promedio nacional (S/. 264 mensual) y se cotiza en S/. 293, en la zona rural baja a S/. 208, Lima Metropolitana (S/. 325) y en la selva rural (S/. 191).

Canasta Básica Familiar vs ingresos de hogares
Cuando estos mismos datos se aprecian como ingresos familiares (por hogares), entonces llegamos a la Canasta Básica Familiar (CBF). Así, en el 2006 la CBF para Lima Metropolitana se valorizó en S/. 1,179 mensuales y para el 2009 sumó S/. 1,292.

En este punto, es bueno analizar la relación entre la Canasta Básica Familiar (CBF) y la Remuneración Mínima Vital (RMV), la primera situada en S/. 1,292 y la segunda recién subió a S/. 650 mensual. Es decir, la RMV representa la mitad de lo que necesita una persona para cubrir la CBF de una familia, no obstante que el número de miembros del hogar ha bajado a 4,1 miembros por hogar, debido a los cambios demográficos en el periodo.

Un estudio de la consultora Macroconsult revela que sólo 14 de cada 100 hogares tiene un ingreso familiar mayor a 1000 soles mensuales, lo que significa que 86% de hogares (aproximadamente más de 6 millones de familias) tiene un ingreso menor o igual a 1000 soles. Es decir, estos hogares no tienen para cubrir la Canasta Básica Familiar valorizada en S/. 1,292 mensual.

Vale aclarar, que el “ingreso familiar promedio” se refiere al ingreso de por lo menos dos personas del hogar, lo que es diferente del ingreso personal que pueda tener una persona ya sea igual o mayor a la Remuneración Mínima Vital.

En el desagregado del total de familias que tienen ingresos menores o iguales a S/. 1,000 mensual se aprecia que 1 millón 542 mil familias (21.2% aproximadamente de hogares) percibe ingresos entre S/. 550 y S/. 1,000 mensuales; otros 2 millones 518 mil familias (34.6% del total de hogares) tiene ingresos entre S/. 247 y S/. 550 mensuales. Luego encontramos un grupo de 1 millón 210 mil familias (16.5% de hogares) cuyos ingresos van desde S/. 144 a 247 mensuales. El sector mas excluido o con menores ingresos se encuentra 972 mil hogares (13.3%) que perciben menos de S/. 144 mensuales.

Es decir, este último grupo de familias (972 mil hogares) no cubre ni la canasta básica alimentaria (S/. 149 mensual) para no ser considerado pobre extremo.

No obstante, en una clara muestra que el boyante crecimiento económico del país solo beneficia a un pequeño grupo, el estudio de Macroconsult revela que solo el 14% del total de hogares del país tiene ingresos mayores a los S/. 1,000 mensual, inclusive con picos superiores a S/. 3,000. Así, se observa que 551 familias (7.7% del total de hogares) tienen ingresos entre S/. 1,000 y S/. 1,500; otro grupo de 379 mil hogares (5.2% aproximadamente de familias) cuyo ingreso es de entre S/. 1500 y S/. 3,000 mensual. Y los que están en la cúspide de ingresos se encuentran 115 mil hogares (apenas 1.58 del total de familias peruanas) que tienen ingresos al mes mayores a S/. 3,000.

Entonces si el 86% de hogares a nivel nacional no tienen para cubrir la canasta básica familiar es cuestionable afirmar, como asegura el gobierno, que solo el 31.3% de peruanos esta inmerso en pobreza.

Según Ipsos-Apoyo el Nivel Socio-Económico E (el más bajo) tiene un ingreso familiar promedio de S/. 730 al mes y que necesitaría ganar S/. 1,350 en el mismo periodo de tiempo para vivir. Y en el nivel D el ingreso familiar promedio es de S/. 1,030 por mes y necesitarían S/. 1,640 para vivir.

Para entender un poco más lo anterior sirve que según el INEI, en Lima Metropolitana una persona está adecuadamente empleada si gana S/. 745 al mes o más y está subempleada si gana menos de esa cantidad. ¿Cuál es la proporción entre ambas? Pues que de los 4.3 millones de la Población Económicamente Activa (PEA) ocupada de Lima, el 56.6% está adecuadamente empleado y el 43.4% está subempleado. Por tanto, una gran cantidad está subempleada, es decir gana menos de S/. 745 mensuales que no les alcanza para cubrir la canasta básica familiar (S/. 1,292 mensual).

Otro método de medición
Al revisar los ingresos familiares y por persona (RMV) se aprecia que no alcanza para cubrir una Canasta Básica Familiar que considera otros gastos, además, de los básicos alimentarios. Por ello, la medición que hace el INEI de la pobreza que solo evalúa el aspecto monetario resulta al menos cuestionable.

Para Federico Arnillas, presidente de la Mesa de Concertación para la Lucha contra la Pobreza (MCLCP), la pobreza es un fenómeno multidimensional que considera otros aspectos, además del monetario, entre los que se encuentran la pobreza por déficit calórico y por las necesidades básicas insatisfechas.

Así, indicó que según el cálculo del INEI (pobreza monetaria) una persona no pobre puede tener no acceso a servicios básicos como agua y desagüe, adecuada vivienda, educación, salud, entre otros. Según el reporte de pobreza monetaria 2010 del INEI, un 28% de hogares considerado no pobres tienen agua por red pública dentro de su vivienda, un 10% de los hogares no pobres se abastece de agua para consumo mediante rio, manantial o acequia, 2.2% de las familias no pobres compran agua de camión o cisterna y 10.9% tiene agua fuera de su vivienda pero dentro de su edificio. Esto último, en opinión de Arnillas, es el conocido “un caño para todos”.

“Una persona no pobre puede tener problema de desnutrición, no tener agua y desagüe”, subrayó Arnillas.

Un estudio de la MCLCP denominado “Índice de Bienestar Aparente” que mide la pobreza tomando en cuenta no sólo la información sobre pobreza monetaria sino también los indicadores de necesidades básicas insatisfechas y déficit calórico advierte que entre el 2006 y 2010 el 52,1% de los peruanos y el 76,8% de los pobladores de zonas rurales sufriría al menos un tipo de pobreza. Es decir, de cada 100 hogares en las zonas rurales 77 son pobres.


Wilder Mayo
Redacción

Califica esta noticia




...

Sobre el autor de esta noticia

Diario La Primera
Diario La Primera Perú

LA PRIMERA, el diario que inspira respeto

136648 Articulos
Facebook Twitter

Comentarios

© 2014 Powered By Ambar L.T.D

Arriba