Inicio » Economía » Luz verde a pesca de jurel y caballa juvenil

Luz verde a pesca de jurel y caballa juvenil

Luz verde a pesca de jurel y caballa juvenil

Produce autorizó la captura de variedades juveniles de jurel y caballa.

Contra su obligación, el ministerio de Producción emitió una resolución que permite la captura de 10 mil toneladas de jurel y 15 mil de caballa que aún no han llegado a su adultez.

OPINIÓN

El ministro Villasante insiste en coleccionar titulares declarando su voluntad de enfrentar a peligrosos jueces corruptos que permiten a algunas embarcaciones alterar el reparto que se hizo del mar con la ley de cuotas. Pero no parece darse cuenta de lo que pasa en el ministerio que formalmente dirige y de las resoluciones que firma.

Nos referimos a la Resolución Ministerial Nº 025-2011-PRODUCE, del 25 de enero, que establece un régimen provisional para la extracción de los recursos jurel y caballa en todo el litoral peruano, permitiendo la captura de variedades juveniles de estas dos especies en volúmenes de 10 mil y 15 mil toneladas, respectivamente.

Actualmente rige la veda de la anchoveta, el recurso principal para la producción de harina de pescado, y ha habido diversas gestiones de la Sociedad de Pesquería para lograr permisos especiales y excepciones que por supuesto, nunca han sido denunciados por el ministro.

En este contexto de parálisis de la pesca industrial, se ha urdido la increíble resolución que abre la opción para que las grandes naves de la SNP, que usan sistemas de cerco y de captura masiva, puedan intervenir en competencia brutalmente desigual con las artesanales en la pesca de especies que deberían estar reservadas a la alimentación humana y que por lo mismo tendrían que ser retiradas del mar con procedimientos distintos de los que se emplea la industria.

La gravedad del documento firmado por Villasante y que la viceministra de Pesquería y tía de Alan Simón García Nores, le puso sobre la mesa, se puede medir en la reciente intervención de la Dirección de Seguimiento y Control Pesquero en las fábricas del grupo Tasa (Brescia) en el Callao, Chimbote y Paita, encontrándole un total de 560 toneladas de jurel en sus pozas, listas para su transformación en harina.

Pero nadie ha leído que el honesto ministro de García denuncie en público este grave atentado a las normas de protección de las especies marinas y a la política alimentaria del Estado.

Tampoco los medios, que ponen nombres de barcos y de sus propietarios y gerentes de las empresas, que burlan la ley de cuotas, cuando se trata de medianos y pequeños armadores, dicen una palabra de que una empresa poderosa con barcos y fábricas utilice pescado que debería estar al alcance de la población, en la molienda de harina para su venta al exterior.

La extracción de jurelillo y caballa en estado juvenil, es un atentado al equilibrio biológico del mar. Y es más grave aún si se toma en cuenta que en años anteriores hemos estado importando jurel y caballa de Chile, después que las harineras pusieron en peligro la reproducción del ciclo de estas especies.

Alguien debería explicarle al ministro Villasante que está escuchando solamente a la Sociedad de Pesquería, que no es la voz del sector sino la de los grandes bolsillos.


Raúl Wiener
Unidad de Investigación

Califica esta noticia




...

Sobre el autor de esta noticia

Diario La Primera
Diario La Primera Perú

LA PRIMERA, el diario que inspira respeto

136648 Articulos
Facebook Twitter

Comentarios

Arriba