Inicio » Columnistas y Colaboradores » ¿Ejecutará Chile un fallo que le sea adverso?

¿Ejecutará Chile un fallo que le sea adverso?

Hoy existen razones para dudar que Chile ejecute un fallo que le sea desfavorable. Si Piñera lo hace su galopante impopularidad se convertirá en ilegitimidad, ya que según una reciente encuesta, el 73% de los chilenos no están dispuestos a ceder ningún espacio marítimo al Perú en el caso de que el fallo de La Haya les fuera adverso.

La cada vez más fuerte oposición no permitirá fácilmente que el gasto de miles de millones de dólares que Chile ha hecho, para mantener su supremacía en el Pacífico, no sirva al final para nada. Sobre todo, será muy difícil que las fuerzas armadas chilenas cedan un espacio marítimo que hoy dominan con el más moderno equipo militar que existe en Latinoamérica.

Ya ha habido espionaje, un helicóptero “extraviado” y ahora la adquisición de modernos, casi invisibles, aviones no tripulados (UAV). Basta tan solo provocar un incidente armado, antes del fallo de La Haya, para crear una nueva situación y justificar así que no se puede ejecutar.

La fuerza armada chilena tiene la capacidad para producir este incidente con sus submarinos Scorpene (silenciosos y con capacidad de 30 días de inmersión), con sus 46 modernos F16 (abastecidos en el aire) a lo que se añade ahora sus peligrosos UAV. Estos sistemas de armas pueden sumergirse y sobrevolar disuasivamente las aguas disputadas y también provocar un incidente llegando a cualquier punto de nuestras 200 millas, muy cerca de las 12 millas de nuestras costas, que es hasta donde llega, para Chile y la Convención del Mar, el mar territorial del Perú.

Ojalá que esto nunca suceda pero los incidentes armados no estallan porque unos países son malos y otros son buenos sino porque unos son débiles y otros son fuertes. Es decir, cuando no existe disuasión mutua entre ellos como pasa hoy en la relación estratégica peruana- chilena.

Y es por esto que el Perú no debería caer en ninguna provocación armada. Sin embargo, esta prudencia no basta porque hay provocaciones inducidas ante las cuales es muy difícil no responder. Entonces, lo correcto es optar por una efectiva disuasión y no seguir, como hasta ahora, disuadidos por Chile.

Precisamente, es esta asimetría de poder la que crea la posibilidad de un incidente armado, ante el cual, es posible que toda América en nombre de la paz pida un arreglo directo entre el Perú y Chile, arreglo donde prevalecerían, sin duda, los intereses del que disuade.

Por estas razones el Perú no puede permitir, en medio de la controversia que existe en La Haya, que esta asimetría continué porque nuestra fragilidad militar es una invitación al incidente armado.

La paz no se garantiza ni con discursos y ni creyendo en promesas sino con disuasión, que no significa necesariamente paridad militar, sino un ingenioso sistema defensivo que haga pensar dos veces a un potencial adversario hacer uso de su actual fuerza militar.

Nuestro país tiene hoy como Jefe de Estado a un exoficial de nuestras Fuerzas Armadas; y es por esto, que no dudamos que cumplirá con su deber histórico de dotar al Perú, lo más rápidamente posible, de un efectivo poder disuasivo.

Califica esta noticia




...

Sobre el autor de esta noticia

Diario La Primera
Diario La Primera Perú

LA PRIMERA, el diario que inspira respeto

136670 Articulos
Facebook Twitter

Comentarios

...

© 2014 Powered By Ambar L.T.D

Arriba