Cálculos pueden eliminarse con rapidez y sin riesgos

Cálculos pueden eliminarse con rapidez y sin riesgos

La eliminación de los cálculos renales puede resultar una intervención muy complicada si se trata de cálculos de gran tamaño o si el paciente presenta cuadros como diabetes, obesidad, malformaciones congénitas o embarazo; en este último caso la presencia de cálculos y/o su eliminación es doblemente riesgosa.

Sin embargo, estos casos complicados que usualmente solo eran tratados mediante la cirugía abierta, la cual ocasionaba un gran dolor, altos riesgos y una recuperación prolongada del paciente, pueden ahora ser tratados con rapidez y mínimos riesgos mediante la incorporación de nuevas tecnologías.

Según el Dr. Jorge Saldaña Gallo, director médico de la Clínica de Urología Avanzada UROZEN, los casos complicados de cálculos ya pueden eliminarse con gran rapidez y mínimos riesgos para el paciente (además con una recuperación rápida en comparación a tratamientos tradicionales) con el uso de equipos que combinan tecnologías ultrasónicas y neumáticas para cálculos de gran tamaño en el riñón, o con el láser para tratar cálculos ubicados en lugares usualmente inaccesibles o en la vía urinaria (uréter).

En su opinión, la aplicación de nuevas tecnologías está ayudando prácticamente a eliminar la necesidad de la cirugía convencional en el 99% de casos. “La cirugía láser, la tecnología ultrasónica y neumática, los nuevos equipos de menos de 4 mm de grosor con micro cámaras de alta definición y luz LED, y el uso de equipos de litotricia extracorpórea cada vez más eficientes, hacen casi innecesaria la cirugía abierta”, afirmó.

Dio a conocer que el Láser Holmium permite tratar cálculos renales ubicados en zonas de difícil acceso o donde la litotricia extracorpórea no puede actuar. Este láser es lo bastante flexible como para llegar a puntos usualmente inaccesibles, no usa radiación (importante en casos de embarazo) y puede tratar otro tipo de tejidos del organismo que podrían estar complicando la presencia de cálculos (como callosidades o estrecheces). El Láser Holmium bien usado genera mínimo daño a los tejidos adyacentes.

“Hace 20 años los cálculos solo podían eliminarse con la cirugía abierta, luego llegaron la litotricia extracorpórea de primera y segunda generación para cálculos de menos de 2 cm y la litotricia neumática (con golpes directos al cálculo que repercutían en el riñón o el uréter); pero hoy tenemos el Láser Holmium que combinado con sistemas ópticos flexibles, la litotricia intracorpórea -que permite destruir cálculos de más de 2 cm de manera más rápida y segura- y la litotricia extracorpórea de tercera y cuarta generación, permiten mejorar los tratamientos, su eficacia y disminuir los riesgos y complicaciones”, subrayó.

Afecta a 7% de la población
Jorge Saldaña dijo que se estima que los cálculos o piedras en los riñones o en las vías urinarias pueden afectar de 5% a 7% de la población, y según la Organización Mundial de la Salud afecta más a hombres que a mujeres (3 hombres por 1 mujer).

Un cálculo o litiasis renal se forma a partir de la cristalización de sales y minerales que se separan de la orina y se acumulan en las superficies internas del riñón. Dependiendo de su tamaño y ubicación puede provocar dolores intensos. La causa más común es la pobre ingesta de líquidos, de modo que tomar abundante agua ayuda al organismo a mantenerse hidratado y expulsar fácilmente las sustancias tóxicas.

El especialista dijo que algunos estudios señalan que el consumo de alimentos como vísceras, mariscos, carnes rojas, embutidos, exceso de sal y chocolate, además de una vida sedentaria, pueden ser factores que predisponen a una persona a desarrollar cálculos. Otro factor de riesgo es el consumo de agua con alto contenido de minerales.

Los cálculos no causan molestia cuando se encuentran en los riñones, pero originan dolor agudo (en la parte lateral de la espalda que se irradia hasta el abdomen inferior) cuando comienzan a desplazarse hacia la vejiga, además de náuseas, vómitos, orina turbia, con olor fuerte y presencia de sangre, sensación de ardor al miccionar y en ocasiones escalofríos y fiebre. Este cuadro es conocido como cólico renal.

Campaña
Con el propósito de poner más al alcance de la población el diagnóstico y el tratamiento mediante cirugía de los cálculos renales, la Clínica de Urología Avanzada UROZEN, desarrollará durante todo el mes de agosto y setiembre una campaña para detectar esta enfermedad. Esta campaña comprende la reducción de hasta 50% de los precios de los exámenes para detectar la litiasis renal y de la cirugía para su eliminación.

Califica esta noticia




...

Sobre el autor de esta noticia

Diario La Primera
Diario La Primera Perú

LA PRIMERA, el diario que inspira respeto

136648 Articulos
Facebook Twitter

Comentarios

© 2014 Powered By Ambar L.T.D

Arriba