El lado oscuro de las selfies

Cada minuto, se suben a Facebook más de 20.000 fotografías, y buena parte de las mismas son selfies: imágenes de la propia persona que toma la foto retratándose a sí mism@ en diferentes circunstancias.

| 30 setiembre 2016 02:09 PM | 5.6k Lecturas
El lado oscuro de las selfies

El lado oscuro de las selfies
Por: Mariana Del Rosal

Más datos

Fuentes utilizadas: https://www.psychologytoday.com/blog/attraction evolved/201511/the personality profile the selfie addict http://mastersinpsychologyguide.com/articles/what do selfies say about psychology you http://www.centroadiccionesbarcelona.com/el sindrome selfie de la moda al narcisismo/
5609
Captura de pantalla El lado oscuro del Rally-Dakar

Esta moda llegó de la mano de las nuevas tecnologías y ha alcanzado tanto a actores como a políticos, a deportistas famosos y también a la gente común (más a las mujeres que a los hombres). Pero, ¿por qué estamos tan obsesionados con las selfies? ¿Qué pasa por la mente de aquellas personas que necesitan constantemente actualizar su perfil o publicar fotos a cada minuto en Snapchat o Instagram?

Motivos para subir selfies

Las selfies que se suben suelen mostrar lo que el usuario quiere mostrar: conforman una suerte de autobiografía selectiva donde se lo ve de viaje, en un concierto, comiendo algo rico o comprándose un producto de marca. De esa manera, las personas adeptas a las selfies parecen estar compartiendo con los demás una vida maravillosa.

Pero eso no es todo: detrás de cada selfie que se postea, está la aspiración de conseguir la mayor cantidad de likes y de comentarios positivos posibles. De esta manera, la motivación real detrás de una selfie es levantar la propia autoestima. La selfie no sería un espejo por el cual nos miramos a nosotros mismos, sino una pantalla a través de la cual nos mostramos a los demás y que -en los casos donde es algo más que una práctica de moda u ocasional- está pidiendo a gritos: “¡apruébame, alábame, quiéreme!” Y cuando las selfies consiguen, efectivamente, muchos likes o comentarios (ni qué decir si llegan a volverse virales), la autoestima se fortalece, lo que funciona como motivación… para seguir subiendo más selfies.

Selfies y narcisismo

De acuerdo con un estudio llevado a cabo por tres universidades del Reino Unido, realizado sobre 500 usuarios de Facebook, las personas adictas a las selfies muestran personalidades más superficiales, y con menos sentido de la intimidad. Les gusta exponerse públicamente tal vez porque sus vínculos fuera de la red son más endebles. Por su parte, el sitio web The Best Computer Science Schools habla del “síndrome selfie” para referirse a rasgos propios de la personalidad narcisista: preocupación desmedida por la opinión que de sí mismo tienen los demás, búsqueda desesperada de alabanzas sobre sus atributos físicos y sociales, en pocas palabras: inseguridad.

Un lado positivo

Pero no todo es negativo en esta tendencia. Las selfies también pueden jugar un rol positivo en la vida de las personas al permitirles definirse a sí mismos y compartir, a través de las redes sociales, parte de lo que ellos son con quienes de otra manera no los conocerían. El autorretrato se convierte en un alegato al mundo que a veces ayuda a sobresalir entre las masas y que puede llegar a inspirar a otros cuando las selfies forman parte de buenas causas (por ejemplo, sensibilizar problemáticas sociales, enfermedades o cuidado del planeta).

En cualquier caso cabe preguntarse: ¿por qué quiero postear esta selfie?


TAGS: , , , , , , ,


Fuente: > Mariana Del Rosal
img

La Primera Digital

La Primera Digital

Colaborador 9324 La Primera Digital